3

Una sucesión que no lo es

lunes, 21 de abril de 2008

Me propone John (algún día debería escribir sobre él) el siguiente juego:

5, 4, 2, 3, 1
Son los números del uno al cinco ordenados según algún criterio diabólico.
Si añadimos los números seis, siete y ocho, la sucesión queda así:
5, 4, 2, 8, 6, 7, 3, 1
Y si añadimos el nueve y el diez:
5, 4, 10, 2, 9, 8, 6, 7, 3, 1
El reto consiste en averiguar ese criterio diabólico.
La respuesta, como siempre en los comentarios o en un post dentro de una semana.

3 Responses to "Una sucesión que no lo es"

el Meyer Says:

Tiene tranpa :D

Están ordenados "alfabeticamente", esto es
Cinco, Cuatro, Dos, Tres Uno

Por eso al añadir más números quedan de esa manera tan curiosa, al ordenarlos
Cinco, Cuatro, Dos, Ocho, Seis, Siete, Tres, Uno

Luis A. Says:

Es el acertijo de la peli "La habitación de Fermat" (un pestiño donde a unos matemáticos les plantean varios enigmas, todos de este calibre)

Pensador Borroso Says:

Bien por el meyer. Acertó de pleno.
En cuanto a lo de la película, juro que no la he visto, y puedo asegurar que John tampoco (es un Australiano que no habla ni papa de español. Yo me entiendo con él en Francés).
Tendré que verla, pero UpUp me recomendó anoche que me abstuviera o abstuviese.