2

Preparando el paro (1)

martes, 10 de abril de 2007

Como parece que estaré sin trabajo al menos hasta el 1 de septiembre, he decidido que voy a dedicar todos mis esfuerzos a cultivarme. Es decir: a hacer lo que mas me gusta: leer. Y sobre todo, leer sobre matemáticas.
El fin de semana he ejecutado mi ataque contra la nueva sede de la Casa del Libro que han abierto justo frente a mi casa (lo que le faltaba al Xanadú para que yo no salga de allí). Andaba yo mariposeando por la sección de libros de matemáticas cuando mis ojos cayeron sobre una de las novedades de la temporada: "La música de los números primos" de Marcus du Sautoy, y justo cuando iba a coger el libro para ojearlo mi vista reparó en los vecinos que le acompañaban (ver foto).

¿Cómo se puede colocar un libro de ese Estafador Mediatico llamado Iker Jimenez al lado de un libro sobre números primos?¿Quien es el cretino descerebrado que ordena los libros en esa tienda?
Pero lo peor vino imediatamente después: si uno amplia el campo de visión (siguiente foto) se encuentra con que a la izquierda del Estafador Mediatico hay colocado un ¿libro? sobre los "Palillos chinos de la suerte" (?!??!!) y un poco más allá otro sobre el cannabis (el ingrediente que faltaba para tener una librería alucinógena). Coronando la escena tenemos el último y maravilloso libro de Eduardo Punset (¿será consciente Punset de las circustancias que rodean su obra?)

Lo que mas me llama la atención no es que los libros estén ordenados así (el azar es caprichoso), sino que a ninguno de los vendedores de la tienda (que deben pasar allí al menos seis horas diarias) le haya chocado ves juntos a Punset, a Iker Jimenez, los números primos y los palillos chinos de la suerte.
Quizá es peor que todo eso: quizá el responsable de la distribución de los libros en la tienda lo encuentra lógico y coherente y lo ha hecho a propósito. Señor, señor, qué país.

2 Responses to "Preparando el paro (1)"

Jesús A. Pazo Núñez Says:

Lo que pasa es que La casa del libro no es una librería en condiciones, sino más bien un supermercado del libro. Al menos en Vigo es así. La gente que trabaja allí tiene un perfil más de cajera del super que de librero. Y la forma de ordenar los libros es evidente que está hecha por gente que no los lee, a mí me resulta dificilísimo encontrar nada en esa tienda. Por suerte en Vigo muy cerca de esa esta una buena librería llamada Librouro (que no son parientes míos ni nada, eh ;-) )

François Henri Pinault Says:

Por haber trabajado en el sector, en las tiendas de libros, estos se ordenan por "secciones" y hay una que se llama "Divulgación científica". Esto inclye un popurri que abarca desde lo más serio y riguroso a lo menos. Si vas a la sección de Arte hay libros terribles que son todo menos arte y otros muy buenos. Conviene no ser demasiado exigente al respecto. En el mundo de la distribución (de todo tipo) hay serios debates en este sentido: recuerdo uno en el que dudabamos si el beach volley es un deporte de equipo o un deporte naútico, otro de Pío Moa como autor de ficción, o si los bulbos son plantas y se venden en esa sección. Nada es fácil en este mundo amigos....